Las baterías del Nissan Leaf se “derriten” con calor extremo, según un test independiente realizado en Arizona

  el 19 de September de 2012

Nissan Leaf

Un grupo de propietarios de Nissan Leaf se ha reunido el pasado fin de semana en Phoenix (Arizona) para comprobar del modo más científico posible si el aparente deterioro prematuro de sus baterías era real. Armados con medidores de carga externos y partiendo de la base de que sus cuadros de mando indicaban una pérdida de capacidad de diferentes grados de avance, se dedicaron a comprobar empíricamente la autonomía de sus vehículos bajo condiciones de conducción estrictamente controladas y de forma simultánea.

Aparentemente, las baterías del Leaf pierden capacidad de forma acelerada en climas tórridos

La conclusión es clara, si atendemos a los resultados de este particular test: las baterías del Leaf pierden capacidad de forma acelerada en climas tórridos y aparentemente sin excepción. No solamente los coches probados, con diferente número de barritas de carga perdidas en el display, arrojaban autonomías acordes con esa indicación sino que los organizadores del “evento” no lograron encontrar ni un solo ejemplar con la plena capacidad de carga original.

En principio, Nissan echó la culpa de la posible pérdida de capacidad a dos factores: por un lado, señalaban a una simple disfunción en el cuadro indicador del coche, en el que presuntamente se encendían menos barritas de carga de las que realmente tendrían que encenderse. Por otro lado, Nissan también aludió al envejecimiento natural que sí se en las baterías de Ion-Litio y a su distribución estadística en el tiempo entre diferentes unidades. En definitiva, “no hay ningún problema”.

Arizona

A pesar de estas argumentaciones, los residentes en Arizona, estado americano prácticamente desértico con variaciones extremas de temperatura entre el día y la noche y máximas sostenidas de 40oC durante varios meses al año, vienen sosteniendo desde hace tiempo que sus baterías se están quedando en los huesos con tanto calor. Para demostrarlo, nada mejor que dar una vueltecita controlada con doce Leafs, todos juntos en idénticas condiciones, y a ver qué pasa.

Cada conductor recibe una serie de precisas instrucciones de conducción, que incluyen apagar el aire acondicionado, abrir una rendija idéntica en las ventanillas y fijar la velocidad automáticamente siempre que sea posible.

Y lo que pasa es lo que habían previsto desde un principio: existe, efectivamente, una pérdida de capacidad coherente con la merma indicada en el cuadro de instrumentos. Siendo la autonomía teórica de unos 160 km, los Leaf con una barrita menos de carga arrojan un promedio de autonomía de entre 117 y 128 km (acorde con los tests EPA de autonomía real para vehículos nuevos). Los Leaf con dos barritas perdidas, pueden rodar unos 115 km y los más perjudicados, con hasta cuatro barritas perdidas (son doce en total) se quedaban en una autonomía de unos 95 km.

Hay unidades que han sufrido ya más que la merma esperada para los primeros 10 años de vida del coche

Lo más preocupante es que se trata de unidades que han cumplido a lo sumo dos años escasos y, según esta prueba no oficial realizada por particulares por iniciativa propia, hay unidades que han sufrido ya más que la merma esperada para los primeros 10 años de vida del coche. Nissan estima que la capacidad de carga a los 5 años debería rondar el 80% y a los 10 años el 70% de la original.

Nissan Leaf

En fin, entiendo que no hay que darle más valor a esta prueba empírica del que tiene. A fin de cuentas, se trata de propietarios descontentos que se reúnen para demostrarse a sí mismos y al mundo que tienen razón y sin testigo oficial (al menos que sepamos) que corrobore las mediciones. Dicho esto, tampoco parece descabellado pensar que un dispositivo puramente químico como es la batería de un coche, cuya sensibilidad a las temperaturas extremas es perfectamente conocida de antemano, pueda dar problemas específicos en climas extremos.

Como ya os comentábamos en un artículo anterior sobre el posible problema de los Leaf en climas extremos, si leemos el manual de usuario de un Nissan Leaf, atendiendo a las recomendaciones relacionadas con la temperatura dice que no lo aparquemos a más de 49oC durante más de 24 horas o a menos de -25oC durante más de una semana.

Parece un rango holgado para la mayoría de los lugares habitables de la tierra, pero a continuación, en el mismo manual del coche nos recomiendan no aparcar el coche bajo el sol directo o junto a fuentes de calor. Teniendo en cuenta que Phoenix es la ciudad más soleada de Estados Unidos y una de las más soleadas del mundo, yo de Nissan me lo haría mirar.

Fuente: Greencarreports | Manual de usuario del Nissan Leaf
En Tecmovia: El calor extremo puede dañar las baterías de tu coche eléctrico | Carta abierta de Nissan sobre los posibles problemas del Leaf con el calor extremo | Pérdidas de capacidad en las baterías del Nissan Leaf, ¿Un hecho aislado?

¿Te ha gustado este artículo? Síguenos en Twitter para enterarte de todo.




publicidad


publicidad


Redes Sociales




Laboratorio Tecmovia

Honda SENSING: ¿Cómo conseguirá Honda que evitemos los atropellos?

Honda SENSING es la gran novedad de Honda en seguridad...
Columna Luis M. Ortego

¿Harán los coches “limpios” que suban los impuestos sobre el automóvil?

El camino hacia los coches más eficientes y...
publicidad

Michelin Challenge Bibendum