Paneles solares transparentes, ¿El cristal que recarga la batería?

  el 27 de July de 2012

Paneles solares transparentes

La Universidad de California en Los Angeles, UCLA, acaba de presentar este prototipo 100% funcional de lo que podría redefinir los edificios y construcciones del futuro. Imaginemos por un momento que todo ese afán arquitectónico donde el acristalamiento ocupa cada vez más superficie, además de aportar un diseño de vanguardia, escondiera en su interior toda una planta de energía fotovoltaica.

Una nueva evolución de los paneles solares fotovoltaicos para poder ser integrados dentro de elementos transparentes como ventanas y pantallas, sufriendo un ligero detrimento del paso de luz de un 30%, pero albergando en su interior una pequeña célula capaz de generar energía eléctrica. Edificios, tecnología móvil y vehículos serían los sectores más interesados de este nuevo avance y tras su demostración como prototipo funcional, ahora es el turno de aumentar su rendimiento que para poder ofrecer una mayor tasa de rendimiento.

Recargar baterías a través de la superficie acristalada es posible

Paneles solares transparentes

Aunque a priori un rendimiento del 4% pueda parecer escaso en este nuevo panel fotovoltaico, bien es cierto que esta tecnología en su uso común uso apenas alcanza márgenes de entre el 10% y el 20%. Uno de los apuntes más interesantes para esta nueva solución sería su aplicación en tecnología de tipo móvil como son: smartphones, tablets u ordenadores personales. Grandes consumidores de energía que podrían encontrar en su uso a cielo abierto un buen aliado para maximizar su autonomía.

La exposición al Sol aportaría un extra en forma de recarga para vehículos y dispositivos, mejorando su autonomía hasta encontrar un punto de conexión a la red

Otro ejemplo claramente importante sería el de edificios y coches, que en sus largas horas de exposición al Sol podrían rentabilizar dicho tiempo en autoabastacerse o recargar baterías o alimentar dispositivos de manera simultánea. Más en el caso de las construcciones que en el de los coches, la exposición reiterada puede ser un factor de enorme beneficio para producir energía mediante el acristalamiento exterior, aunque no por ello debemos olvidar que un vehículo que permanece a la espera con esta tecnología podría restaurar cierto nivel de batería dependiendo del tiempo en el que se encuentre bajo la influencia del Sol.

La nanotecnología aplicada al diseño y la fabricación de polímeros ha sido la herramienta que ha permitido a este diseño aprovechar la radiación infrarroja para ser convertida en corriente eléctrica. El profesor que lidera el proyecto, el Dr. Yang Yang, arroja además el importante dato de que su fabricación en masa es posible gracias a que esta tecnología no necesita de unos altos costes de desarrollo, lo cual deja abierta la puerta para que infinidad de inversores comiencen a llamar a sus puertas.

Fuente: FayerWayer
En Tecmovia: Renault busca en la energía fotovoltaica una aliada para la reducción del CO2 | Con voluntad y apenas 1.800€ tener tu propio eléctrico solar casero es posible | Desarrollan un spray de células fotovoltaicas que generan electricidad sobre cualquier superficie

¿Te ha gustado este artículo? Síguenos en Twitter para enterarte de todo.




publicidad


publicidad


Redes Sociales




Laboratorio Tecmovia

Probamos la regeneración de frenada inteligente del Mercedes Clase B Electric Drive

Con motivo de la presentación internacional...
Columna Luis M. Ortego

¿Harán los coches “limpios” que suban los impuestos sobre el automóvil?

El camino hacia los coches más eficientes y...
publicidad

Michelin Challenge Bibendum