El reciclaje del anticongelante aéreo puede llegar a reducir su impacto ambiental hasta en un 50%

  el 13 de October de 2011

El líquido anticongelante empleado en aviación es uno de los elementos más importantes para el correcto funcionamiento de estos aparatos. Por eso, el fluido deber estar disponible en cualquier momento para evitar un mal funcionamiento de cualquiera de los sistemas. El hecho de contar con una planta de reciclaje del líquido anticongelante en el propio aeropuerto, sería capaz de limitar su impacto medio ambiental hasta en un 50%.

Esta reducción viene dada por dos aspectos fundamentales, uno sería la producción y el transporte del líquido anticongelante hasta cada destino, y el segundo aspecto de ahorro serían los vertidos que se producen con su manipulación. En el primero de los casos estamos hablando de una reducción casi del 35%, al limitar tanto la fabricación, como el transporte. El reciclado permitirá que el mismo fluido restablezca sus propiedades para volver a ser utilizado.


En el segundo de los casos donde se produce el ahorro, se trata de los vertidos accidentales producidos en los trasbases, su transporte y el propio empleo del producto. Los centenares de litros que pueden utilizarse para un avión, deben ser envasados y tratados posteriormente. Contando con un centro de reciclaje en el propio aeropuerto, limitamos gastos económicos, dependencia laboral de otras empresas y un dañino impacto ambiental. Recordemos que este tipo de vertidos, aunque sean un par de litros, en cualquier ecosistema, es capaz de erradicar la vida de la flora y la fauna a lo largo de su paso.

En la actualidad, solo 3 aeropuertos utilizan una planta de reciclaje de anticongelante


En el mercado, también existen fluidos anticongelante que son ecológicos y biodegradables gracias a su composición. Pero sin embargo, debido al constante renuevo de este producto seguimos necesitando una producción y un transporte que hace de este producto verde, una opción inferior al reciclaje situado en el propio aeropuerto.

A día de hoy, solo existen tres aeropuertos capaces de llevar a cabo esta operación de reciclaje de anticongelante. Se trata de los aeropuertos situados en las ciudades de Munich (operativo desde 1992), Zurich desde 2006 y en la ciudad de Oslo, cuya planta de reciclaje fue inagurada en 2010.

Fuente: The News Press
En Tecmovia: Biocombustibles: ¿problema o solución para el transporte?, Aviones eléctricos compitiendo en beneficio de la tecnología, Dirigibles para el siglo XXI: ¿los nuevos colosos de la movilidad eficiente?

¿Te ha gustado este artículo? Síguenos en Twitter para enterarte de todo.